La música es de todos

8.9.09

Tangos y otras yerbas

Se recomienda leer de principio a fin, y si es posible mirar el video primero.



(Texto escrito por Juan Arazi)

A veces, el camino que recorren las sensaciones desde el alma a la razón puede ser largo, o lento, o incluso no transitarse nunca…

En mi caso esas son carreteras un poco congestionadas, cuando no de visibilidad reducida.

El lunes pasado estaba yo haciendo frustrantes esfuerzos para poder ubicarme en el casillero correspondiente del calendario, sin poder desprender el ánima del numerito en rojo que ya era pasado, impresión material de uno de esos pocos momentos en que extrañamente uno se sabe feliz, y serenamente se experimenta. Y así andaba, cuando Lucas me adjunta la noticia de un diario platense: “MURIÓ ALORSA, el de la Guardia Hereje”



Y me puse triste. El desarrollo de la nota era sentido, pero escueto. Quisiera agregar a ese boceto de quien fuera los colores con que yo lo pintaba…


¿QUIÉN ERA ALORSA?


Suena el celu, los mensajes de Pablo y Petro no se hacen esperar: “Murió Alorsa”, corean. Si…

Es verdad, desde hacía un tiempo le decian Alorsa. A mi todavía me cuesta pensarlo con su nombre artístico.

El gordo Jorge se había inventado un alias a la medida de su personaje, o un personaje a la medida de Alorsa, ese cantante y compositor de tangos, clase 70, de barrio platense, con nenas que crecen, con amigos cercanos y con algunos que vía Ezeiza se encuentran mas lejanos.

El preferia definirse a si mismo no como un cantor de tangos, si no mas bien “como un cantor nacional, heredero del payador que andaba de gira por la provincia y por ahí hacia un tango, como hacía un cielito, una vidala, otros ritmos, aunque por ahí hoy serian otros los ritmos urbanos que se escuchan…Este cantor era mas abarcador que el cantor de tangos..” (1).

Alorsa era ese cantor con la alquimia perfecta de códigos de hombre, como para no morfarse la última fatura, y con el alma tablón de pibe que con solo entrecerrar los ojos al Diego lo veía gambetear, o impreso en papel moneda nacional con el valor de $10 pintado.


LA GUARDIA HEREJE, QUE HARAN ESTOS?


La primera vez que ví y escuche a la Guardia Hereje fue en 2004 en uno de los festivales de tango que organiza el gobierno de la ciudad. Habia llegado hasta el CC San Martín, con mi viejo y Luli, motivado por otros artístas, pero antes le tocaba el turno a la Guardia.

Sobre el escenario una mesa de bar, unas copas, tres sillas, dos guitarras y un cantante gordote, barba candado, sudando cual ballena en ascensor, nervios expulsados del cuerpo vía glandulas sudoríparas. De buenas a primeras declamó: “...Me leyó una gitana en la borra del café que vuelve el tango... Una ambulancia prende la sirena de las pizzas, y los malabaristas de luz roja apuran el mangazo...” conjurando la empatía.

De ese primer show podría contar algunas cosas. Tantas quizás como pudiese contar cualquiera que tenga registro de alguna primera vez significativa.


La segunda vez fue meses después en el marco del ciclo Tango por la Identidad. Hasta el Chacarerean nos llegamos con Dari y Nico. Ese día le quise comprar un compact. Nos pusimos a charlar con Jorge. En el intervalo y también después del Show. Era un tipo macanudo. Como compact (Demo, en realidad) en ese momento no tenía intercambiamos mails para ver como hacíamos.

Luego de un intercambio epistolar ameno e inicial llegó un correo electrónico con instrucciones precisas: el demo podía retirarlo de un locutorio de la Ciudad de la Plata. Como Dari en ese momento viajaba seguido para visitar una chica fue él el encargado de la misión. Cuando todo era nada, era nada el principio…


El tercer encuentro fue tan grato como imprevisto. Un mediodía de semana me había acercado hasta Radio Ciudad a editar unas artísticas para el fin de semana. Culminada esa parte del trabajo y con la intención de continuar mi trabajo en la oficina, ahí en la recepción me lo encontré. El estaba dejando en la radio algunas copias de difusión de lo que sería el tan esperado primer disco. Nos pusimos a charlar, me regaló un Cd y decidimos salir juntos del edificio, ya que cada cual tenía que hacer lo de cada quien.

El había dejado el taxi estacionado por el micro centro, la oficina donde yo trabajaba tambien estaba varada por esa zona. Entonces decidimos caminar, y hablar.

Esa vez conocí a Jorge.


¿QUIÉN ERA JORGE PANDELUCOS?


Me llevaba seis o siete años, no mas. Habia estudiado ingenieria electrónica y mientras estudiaba empezó a manejar un taxi para bancarse los estudios. En un momento se ganó la vida arreglando electrodomésticos o dando clases. Hasta que dijo basta y con unos amigos pusieron un bar en San Martín de los Andes. Pero ahora el sentía que la Guardia Hereje era una apuesta que sostener. Por eso habia vuelto a la Plata y al taxi.

Decia que el taxi era el mejor laburo que podía tener, ya que le permitia manejar sus horarios, cargar equipos y hacerse viajecitos a capital, como ese, para mover a la Guardia. Me contó que el mundo de la radio no le era desconocido: había compuesto cortinas radiales para programas platenses. Llegamos al estacionamiento, mi laburo estaba a dos cuadras. Me dijo de ir a tomar algo, pero yo debia de estar en la oficina… Mientras escribo esto me arrepiento de mi sentido de la responsabilidad.



La propuesta la Guardia Hereje siempre me parecio realmente buena. Eran tangueros para lo que deberia ser el tango hoy. Y Jorge queria actualizar desde la letra.


No dudé en aprovechar la primera ocasión para invitarlos al programa, con tocada en vivo incluida.

Una vez viajamos cinco hasta La Plata alentados por Jorge para conocer lo que “movian” de locales: un público que empezaba a hacer notar su crecimiento con tonalidades rockerofutboleras del neo tango, la barra autodenominada “de la quinta silla”, y familia orgullosa, que pusieron el boliche a tope.

Cuando Petro incluyó en su Cd Homenaje al Diego el tema “Para verte gambetear” sentí un extraño orgullo ajeno.

A esa altura si yo, o alguien de mi familia, iba a ver a la Guardia se acercaba para hablar con Jorge e intercambiar saludos.

Volví a verlos con Xime en el CC de la Cooperación.

Luli le propuso componer la banda de sonido para su película. Jorge aceptó, compuso un primer tema y fantaseaba con propuestas estéticas para el mismo.


Jorge abrió el Tango Criollo Club en su ciudad. O como el lo definió: ciclo de actividades culturales que bordea la música popular del Río de la Plata en expresiones nuevas, música argentina post crisis, urbana, barrial, folk, alternativa, independiente, tradicional, embrionaria, lo que esta sonando, autores, creadores, letras nuevas para el antiguo sonido de guitarras, variedades, percusión, performance , imágenes.


Por el Tango Criollo Club pasaron grupos como Dema y la orquesta Petitera, la Orquesta Típica Fernandez Fierro, Ariel Prat, La Chicana, Lucio Arce, el Yotivenco, entre otros.

Y se animó y replicó la experiencia en Capital en el Conventillo de Teodoro


En el último tiempo la Guardia estuvo haciendo un ciclo en el mísmo Conventillo. Pablo y Lucas entonces invitaron a Alorsa a su programa de radio por Internet “Agite Cultural”. A mi me dío fiaca un sábado y me perdí la última función en lo de Teodoro. Dicen que fue un ciclo buenisimo. Mi fiaca a veces me parece malisima


En mi casilla de correo tengo una carpeta llamada LGH. Ahí tengo guardadas las gacetillas que mandaban anunciando las fechas de la banda. No tenian prensa, ni manager. Lo hacian como lo sentian, y les salia bien. Eran mails originales, divertidos y llenos de códigos. No fuimos amigos. No se dió. Pero estoy seguro de habernos tenido mutuo cariño.


PARA QUE ESCRIBO TODO ESTO?


Para que te enteres. Para que te enteres que se fue un tipo al que si le hubiesen dado 10 años mas, estoy seguro, que yo no te estaria contando quien era Alorsa para que lo sepas. Creo que si hubiese tenido cuerda para seguir generando otros 30 años, me hubiese gustado leer una nota como esta en los grandes matutinos. Alorsa por sobre todas las cosas escribía. Y lo hacia bien. Es una pena.

Pero mas pena daría si Jorge no se le hubiese animado a Alorsa! Podría el corazón haberle fallado de todas formas arreglado un electrodoméstico, dando clases, en su bar en el sur, o manejando un taxi… quien sabe…


Me da como una rebeldía contra el destino no saber a cuantos de nosotros nos hubiese gustado una letra que el ya no va a componer. Por eso escribo esto, para que no se corte, para que te enteres y tal vez en algún momento te acuerdes y visites la página de la guardia www.laguardiahereje.blogspot.com , que leas algunas de sus composiciones o escuches algún tema.


Otra que podes hacer es entrar a http://agitecultural.blogspot.com/2009/05/programa-44-miercoles-27-de-mayo.html y escucharlo a Alorsa el programa “Agite cultural”.


Antes no lo sabía. Ahora lo siento: lo voy a extrañar.

Siempre es tranquilizador saber que hay gente así por ahí, tan necesaria, compensando, otorgando sentido, gestando universos mas gratos de habitar...

Se fue Jorge entonces, uno de los nuestros que se animo a jugar en serio:

se fue Alorsa.

Urge ocupar ese lugar.


JUAN ARAZI

La Guardia Hereje - Tangos y otras yerbas (2005)

1. Clase 70
2. La pesadilla
3. La nena
4. Para verte gambetear
5. El pelado y la mocosa
6. Tristeza de domingo
7. Tántalo criollo
8. No es posible un mundo mejor con árbitros bomberos
9. Pajarito de colores
10. Ezeiza


(1) esto se lo conto Jorge a Pablo y Lucas en su programa Agite Cultural, que se transmite por http://www.radiozonica.com.ar/

2 escucharon:

Tati dijo...

el titulo del tema 8 es uno de los mejores titulos de la historia de los titulos de canciones.

Martin dijo...

La verdad, flaco o flaca, no sé disculpas, me dejaste sin palabras.
No tuve la suerte de verlos en vivo y mucho menos de conocerlo en persona como vos.
Los encontré de casualidad en el canal Encuentro una noche de un dia de semana cualquiera y la verdad me impactaron de una, la música con ese sabor tan rioplatense te movía todo adentro y a eso lo sumabas las palabras que estabas oyendo..

¡Carajo!, ¡el gordo era magia pura!

Escribió para mi las mejores palabras que le pudieron dedicar al Diego hasta ahora..
La verdad hacía un tiempo que tenía en mente buscar fechas a ver si de una vez se decidían a pasar por Mar del Plata, pero la vida a veces a uno le da estas sorpresas..


Me dejaste helado, con un nudo en la garganta y una cosita rara en la panza, para mí tenían un futuro por demás auspicioso, el primer disco destila calidad buen gusto y argentinismo por todos los poros..

Estoy completamente seguro de eso que decís, el gordo tenía una carrera bárbara por delante, escribía una bocha y la banda se la bancaba por demás..

Que el gordo siga milonguendo allá donde esté..



Bueno, te dejo un abrazo, la verdad una noticia de las peores que se pueden dar y leer.
Te felicito por el blog, estaba investigando y bajando discos, hasta que vi el post de La Guardia..


Seguiría leyendo y escribiendo pero son las 2 y mañana escuela ja, bueno, una vez más gracias.