La música es de todos

18.8.09

Cómo habitar una ciudad clausurada


El brillante posteo de mi amigo Napoleón acá abajo me motivó para sentarme a escribir algo que vengo masticando, viendo, sintiendo, aguantando hace varios meses. Varios meses sería más o menos desde que Mauricio y Gabriela están en el podio, haciendo lo que se les antoja con miles de vidas de personas, aplicando políticas represivas y silenciosamente clausurando cualquier foco de actividad política o de militancia en la ciudad.

Carlos Rodríguez en su nota "La guerra de los desalojos silenciosos" escrita en mayo de este año ya tiraba datos espantosos. Se duplicó la cantidad de gente que vive en la calle del año pasado hasta este año. De 1000 personas ahora son 2000 (sabiendo que se están dibujando para abajo los números).

Operadores sociales de diversas organizaciones sociales que trabajan en el área señalaron que “las personas desalojadas reciben pequeños subsidios que apenas les alcanzan para alquilar una pieza en un hotel, durante un tiempo, hasta que finalmente terminan en la calle”. El problema central, según las fuentes, es que “no hay un plan de contención para las familias, al punto que incluso cortaron la entrega de subsidios. Durante siete días, desde el miércoles previo a la Semana Santa, permaneció cerrado el edificio del gobierno porteño (la Secretaría de Desarrollo Social) que está en Entre Ríos y Pavón. No se otorgaban los subsidios por problemas presupuestarios, aunque oficialmente se dijo que era por ‘tareas de desinfección’”.

Los mismos problemas se observan en lo que respecta a la contención de los “chicos de la calle”. La presencia de pibes que viven en la calle “se ha duplicado también porque no hay lugares habilitados que estén destinados a su atención. Los casos más graves tienen que ver con los chicos que tienen adicciones, al paco o a otras drogas, porque no hay lugares para su internación en la Capital Federal y tienen que ser derivados a la provincia de Buenos Aires. En la ciudad la situación es sencillamente horrible, incluso para los casos de atención psiquiátrica, porque el Hospital Tobar García está desbordado”. (Fuente Página 12)


La semana pasada desalojaron el Centro Cultural Almagro, reprimiendo a aquellxs que se quedaron adentro resistiendo pacíficamente:

Un grupo de cartoneros que desarrollan emprendimientos productivos y autogestivos, fueron desalojados violentamente del Centro Cultural y Comedor Comunitario que mantienen en el centro geográfico de la Ciudad de Buenos Aires.

El predio fue recuperado por la Asamblea de Almagro en el año 2001 y puesto a funcionar como espacio de ayuda comunitaria ante la crisis que enfrentaba el país.

Allí se realizaron talleres de capacitación en oficios y actividades culturales, además de ollas populares para los recicladores urbanos, más conocidos en Argentina como cartoneros.

Estos trabajadores que reciclan la basura de la ciudad se organizaron para exigir sus derechos laborales y relanzaron hace pocas semanas el trabajo comunitario del Centro Cultural.

Pero este miércoles por la mañana fueron reprimidos y desalojados por la Policía que detuvo a 6 personas bajo cargos de resistencia a la autoridad y otras 8 por averiguación de antecedentes.

Además, varios de los integrantes de la asamblea resultaron heridos y el periodista de la radio comunitaria FM La Tribu, Rolando Aparicio, recibió dos balazos de goma en la cabeza mientras salía al aire en directo para la emisora.

Aparicio explicó que "la represión fue brutal" y que "la Policía tiró directamente a la cara de las personas" sin importar si se trataba de vecinos, periodistas o cartoneros.

(Fuente: Agencia Púlsar)

El viernes de esa misma semana el Sexto Kultural de Chacarita realizó un festival en contra del desalojo del mismo, a favor del espacio público, donde tocaron varias bandas, participaron los Trivenchi (expertos en desalojos) y a la vueltita de la esquina había tres camiones hidrantes listos para actuar cuando sea necesario, obviamente en silencio.

Y creo que la gran mayoría de lxs lectorxs de este blog y de tantos otros espacios estarán al tanto de lo sucedido con el desalojo de la Huerta Orgázmika.



Siguiendo con las palabras de Carlos Rodriguez, quisiera rescatar algunas cosas de la nota "Atención Inmediata para las explusiones" en Página 12 también.

El hombre mantiene un perfil bajo, lejos de la exposición mediática. Sin embargo, en una de sus pocas apariciones públicas, expuso bien a las claras cuáles son sus ideas respecto de las políticas sociales. “Los desalojos que ordenaron los jueces afectaron a 2288 familias, cerca de 8000 personas. Y hasta fin de año tenemos confirmados 124 (desalojos), más los que se agreguen.” Palabra de Pablo Gabriel Díaz, actual director general de Atención Inmediata, hombre de plena confianza del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. El mensaje fue enviado el 22 de octubre de 2008. Se hablaba de 124 desalojos en apenas 70 días –contando fines de semanas y feriados–, que eran los que faltaban para finalizar ese año. Casi dos desalojos por día. Esa es la política social de Pablo Gabriel Díaz, un hombre de 43 años que ha logrado ocultar, hasta ahora, dos rasgos de su personalidad: por un lado, forjó su filantropía en el Ejército, porque es militar retirado. Por el otro: su anterior contacto con lo social fue ocuparse de la basura.

En efecto, Díaz, antes de que Macri lo pusiera en sus actuales funciones, era integrante del directorio del Ente de Higiene Urbana. Hoy, desde la Dirección de Atención Inmediata, sigue realizando, a su manera, una labor de “higiene urbana”, porque en lugar de atender las necesidades sociales de miles de personas que viven en la calle, las expulsa, las esconde arrojándolas en hoteles, hasta que vuelven a la calle o hasta que encuentran algún alojamiento transitorio del que, en un tiempo, volverán a ser echados. Desde su lugar, Pablo Gabriel Díaz está a cargo del Programa Buenos Aires Presente (BAP).

A más de uno se le debe haber venido a la cabeza el nefasto nombre Jorge "Fino" Palacios después de leer esto, y es por eso que si quieren enterarse un poco más de quién es éste otro hijo de puta que se encarga de la violencia, la represión y la nueva policía porteña en la ciudad, les recomiendo la nota que hicieron lxs amigxs de la Radio Jamming "A este "fino" no nos lo vamos a fumar":

(...) Los responsables del G.C.B.A declaran que los operativos se realizan en conjunto con la Policía Federal, lo que, lamentablemente, no se traduce como garante de ley e idoneidad. ¿Que pasará, entonces, cuando las calles, de nuestra querida y maltratada Buenos Aires, sean “custodiadas” por la policía de Mauricio?

¿Y sí esta, además, es
tá regida por un personaje, entre otras cosas, denunciado por presunto encubrimiento en la causa AMIA, destituido por el ex presidente Néstor Kirchner en 2004, cuando se filtraron públicamente escuchas telefónicas suyas que lo vinculaban con uno de los imputados del secuestro y asesinato de Axel Blumberg, y relacionado con los crímenes del 20 de diciembre de 2001?

¿Va a estar bueno Buenos Aires? ¿Para quién? ¿Tendremos satisfecha nuestra perspectiva vanidosa, pedante pero trivial al ver “nuestras” plazas hermosas, sin gente harapienta que nos recuerde lo que queremos olvidar e ignorar, cuando saquemos a nuestro perro y miremos a otro lado mientras defeca junto a los juegos de los más chicos? O cuando, simplemente, embelesados por nuestros vicios legales y no tanto, de narices inquietas o paladares insaciables, despotriquemos contra los drogados y cartoneros, aferrados a nuestra filosofía barata y zapatos de goma.

(la nota sigue acá)

Cumpas, no tengo soluciones mágicas, me encantaría pero sabemos que no existe tal cosa. Simplemente hago uso de este espacio para denunciar, informar, comentar lo que está sucediendo y no sale en Clarín, pero sucede igual. Para dejar en claro que se están haciendo cosas, que nos estamos moviendo, que la UCEP actúa en silencio pero nosotrxs no nos callamos ni olvidamos. Como tampoco dejamos de preguntarnos dónde está Julio López o qué hizo la policía con Luciano Arruga.

9 escucharon:

Tomás en Shorts dijo...

ante el 0 escucharon, quiero dejar dicho que salió una muy buena y completa nota sobre la situación actual de la ciudad. a veces uno siente impotencia ante todo esto por el no saber que hacer, pero sin dudas, ALGO hay que hacer.

Por lo menos es un buen comienzo informarse y saber lo que pasa.

sigamos así

Dan dijo...

Muy buena la nota. Una de las cosas más tristes es que su gestión se basa en ganar plata, como si la ciudad fuera una empresa. Encima esa plata que se muere por ganar se la gasta ampliando veredas en Palermo Hollywood

Matías dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Matías dijo...

"Hola, que tal, quiero protestar contra la designación del Fino Palacios, ¿dónde saco turno?".

Y ahí esperas a que baje Macri y todo se soluciona charlando. No hace falta cortar una calle(?).

Me sumo a lo de "muy buena la nota".

BORT dijo...

Yo creo que un buen comienzo es ir a cualquier marcha que proteste contra la designación de este fascista comemierda... aunque el 80% de los lectores de clarin esté a favor de la represión policial en los cortes de calles y rutas..

Anónimo dijo...

citás como fuente a pagina 12? que te cuenta la historia que vos estas esperando escuchar, mediocre... como tantos otros "argentinos"

ramona dijo...

Hola Anónimo!! Si leés bien, te ponés anteojos, prestás atención y te lavás las orejas, vas a darte cuenta que estoy citando a Carlos Rodriguez, no a página 12, porque el tipo trasciende al diario por suerte. Googlealo, fijate un poco quién es y los aportes más que interesantes que está haciendo para comprender la situación actual y denunciar varias cosas que suceden.

Y con respecto a "argentinos" JAJA andá a escuchar Almafuerte. Y dejanos alguna dirección de contacto si venís a decir tantas barbaridades, gratis no eh, gratis no.

Napoleon Wilson dijo...

jaja que geniales esas comillas.

Je! dijo...

Es hora de resistir, es increible que este tipo haya ganado y tenga poder... si el presente es de lucha, el futuro es nuestro no?